RSS Feed

Trufas de Dulce de Leche

¡Hola analfabetas! O ya no tanto. Si les están saliendo las recetas anteriores, puede que el término “analfabetas” vaya quedando en el pasado.

Hoy queremos compartirles una receta muuuy fácil de hacer y riquísima. Si sos amante de lo dulce (como nosotras ) y querés darte ese saborcito dulce después de una rica cena, si te agarraron ganas de sorprender a tu novio con un sweet treat, o si querés darte tu permitido semanal ahora que se viene el veranillo, ¡tomá nota!

Ingredientes:

  • Vainillas (Varios paquetes, te conviene comprar el paquete mas grande que traerá 4 paquetitos de vainillas)
  • Dulce de leche repostero (dos chiquitos de 500 o el grande de 1 kilo)

Todo depende de la cantidad de trufas que quieras hacer. Si querés hacer pocas usa menos cantidad de ambos ingredientes. Por ejemplo un dulce de leche chiquito y dos paquetes de vainillas. Vas viendo.

Preparación:

¡Ahora sí, manos a la obra! Y no le teman a ensuciarse un poco. Después de todo es dulce de leche, ¿no?.

Primero buscá un bowl cómodo para trabajar, o sea, el más grande que tengas. Porque paso dos, tenés que agarrar las vainillas y triturarlas/romperlas hasta que te queden migas. Básicamente tenes que hacerlas trizas. Para esto tenes dos opciones, cada una con sus costos y beneficios: o rompés las vainillas una por una con tus propias manos (lleva mas tiempo pero le ponés onda con tu música preferida de fondo) o agarrás la procesadora y las hacés migas en dos segundos. Todo depende de cuan apurada estés.

Una vez que tengas todas las vainillas hechas migas en el bowl, se viene la mejor parte. Tenés que mezclar el dulce de leche con las migas. Pero no desesperéis. Puede sonar pegajoso, y de hecho lo es -un poco- pero lo vale. Vaciá el dulce de leche arriba de ese polvito en que convertiste a tus vainillas y animate a ensuciarte las manos. ¡Mezclá!

Al principio el panorama no es muy alentador. Pero después de mezclar un poco, te va a quedar una especie de masa de color marrón (claro que por el dulce de leche). Asegurate de que quede todo bien mezclado. Que no te hayan quedado pedazos grandes de vainilla dando vueltas y que todo esté bien pasado por dulce de leche. No hace falta aclarar que vale probar un poco nuestra “masa” y ¿por qué no? chuparse un poco los dedos (obvio que cuando ya terminamos de trabajar, y nos vamos a lavar las manos después).

Y ahora, ya está! Tenés que hacer pelotitas/bolitas de tu masa. Como si fuera plastilina volviendo a la niñez. Y las vas poniendo en un plato o bandejita que tengas para llevarlas a la heladera. Te recomiendo que después de hacer un par de bolitas te vayas lavando las manos con agua de vez en cuando para que te salgan más lindas porque sino te empiezan a salir como rugosas. También,  antes de ponerlas en la heladera podés pasarlas por coco, nesquick, granas de colores o lo que se te ocurra. Como mas te guste. Personalmente suelo no pasarlas por nada, las dejo “al natural” porque amo el sabor puro de dulce de leche con vainilla. Pero podés probar y hacer algunas con coco, otras con chocolate y otras sin nada. Cuanto más tiempo las dejes en la heladera mas ricas quedan. Pero ya están aptas para comer. ¡Y voilà! A disfrutar se ha dicho.

¡Dejanos tu comentario!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: