RSS Feed

Sandwich Isla Arigossi (Post especial para hombres)

¡Buen día analfabetas! El día de hoy les traemos un post especial: nuestro representante masculino nos trae una receta especial para hombres. ¿Estás harta de ser siempre vos la que cocina? Mostrale este post a tu pareja. A ver si tenés un poco de suerte y lográs que se encariñe con su enemiga mortal: la cocina.

Los dejamos con Maxi, la voz masculina del blog de las analfabetas. ¡Que lo disfruten!

 

Me parece adecuado cortar con tanto exclusivismo femenino y dirigirme a la comunidad analfabeta-culinaria masculina. Que los hombres nos arreglamos con el clásico pan-queso-pan con opcional de mayonesa es cierto, pero no implica que no podamos y queramos disfrutar de algo un poco más elaborado, más gourmet.

Para hoy, muchachos, les tengo preparada una receta (si es que así se la puede etiquetar) que es tan viable para disfrutar personalmente como en compañía de una dama. Me quiero adelantar a las caras de desaprobación y disgusto y aclarar que realmente vale la pena darle una oportunidad, a continuación van a saber por qué hice esta aclaración.

Ingredientes:

  •   Pan lactal negro estilo natural, preferentemente de la marca del osito. (Ese que viene con semillas, granos, etc.)
  •  Rúcula fresca.
  •  Berenjenas.
  •  Tomate.
  •  Queso parmesano o cualquier semiduro.
  •  Aceite de oliva.
  •  Ajo.
  •  Mayonesa de oliva (opcional)

¿Conseguiste las cosas?

Primero y principal, para ser práctico con el tiempo, vamos a hornear las berenjenas. Las rebanamos de manera transversal en rodajas finas, es decir, a lo largo. Después les ponemos bastante ajo picado en caso de estar solo, o muy poco (o incluso nada) en caso de estar con alguien. Ustedes me entienden. Una vez que las tenemos en la fuente listas para meter al horno a fuego alto, le vertimos un chorrito de aceite de oliva a cada una y adentro.

Ahora, en un bowl aparte, cortamos rodajas ultra finas de tomate, les tiramos la rúcula para que no estén tan solas y condimentamos a gusto cual si fuera una ensalada. Luego buscamos (o le pedimos nuestra querida mujer/madre/novia) un rallador y rallamos el parmesano en hebras gruesas.

A no desesperarse, ya casi está.

Para no comer croquetas de berenjena carbonizada, hay que ir chequeandolas cada par de minutos. No van a tardar más de 10. Cuando se vean doraditas y huelan bien, están listas.

Lo que sigue es relativamente obvio, se arma el sándwich en el orden que plazca. Personalmente, sugiero el siguiente: pan, mayonesa de oliva, tomate y rúcula, berenjenas, queso en hebras, pan.

La cerveza

Para no tener esa horrible sensación de que estamos comiendo algo light, cosa que va en contra de los principios del macho argentino, les sugiero acompañar con una cerveza bien fría. Pero ¡ojo! No se olviden que estamos buscando ser gourmet, así que nada de Quilmes, ni Isenbeck, ni Palermo. Les voy a sugerir acompañar este excelentísimo sándwich con una excelentísima cerveza: la Negra Modelo, que a pesar de su nombre, no es una cerveza negra y amarga como la Guiness, sino un punto intermedio: una fiesta al paladar.

¡Dejanos tu comentario!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: